El lugar donde la comunidad asiste a los oficios

Al Coro se puede acceder en cualquier momento, pero sólo si accede vuesa merced en las horas en las que se celebra un oficio, podrá leer sus textos y escuchar su música (como la que suena en la entrada de esta Abadía).
Así, en el oficio de maitines, al amanecer, la música y los escritos prepararán al monje (y al huésped) para una jornada de trabajo y reflexión. Por el contrario, en el oficio de completas, al finalizar el día, la música y el texto acariciarán el corazón del monje, predisponiéndole para el descanso.
Los oficios están disponibles al menos durante una hora, para facilitar el acceso a los mismos. Por supuesto, no se trata de asistir durante todo ese tiempo al oficio. Basta con leer el texto, escuchar la música y meditar (con la intensidad y profundidad que cada cual considere).

A esta dependencia tienen acceso: Husped, Postulante, Novicio, Monje, Abad y Monje fundador